Sesión de fotos con Azucena

Hace unos meses (Octubre de 2013) me surgió la oportunidad de hacer una sesión de fotos a una amiga que tenía ganas de posar y tener nuevas fotos, así que aprovechamos una tarde y la hicimos.

La verdad es que nos lo pasamos bien, y fue una nueva experiencia a la que no estoy acostumbrado… pero me gusta. De esta sesión, he aprendido varias cosas que espero intentar corregir para próximas ocasiones.

  1. Las fotos elegidas para procesar deben de ser más bien pocas y a ser posible, suficientemente distintas entre ellas. En este caso elegí para procesar más de 25 fotos (y gracias a Vero, mi chica, que me ayudó…), de las cuales finalmente he procesado 17… y son demasiadas. Creo que con un máximo de 10 debería de ser suficiente para una sesión.
  2. No puede ser que pasen casi 7 meses desde que hice la sesión hasta que terminé el procesado de las fotos. Idealmente no debería de pasar 1 mes…
  3. Tengo que seguir practicando para evitar tener que trabajar mucho en el procesado. Hay muchas cosas que durante la propia sesión se podrían corregir y evitan trabajo posterior. De hecho, he descartado más de una foto por tener que trabajar demasiado y que podría haber solucionado fácilmente durante la sesión.
  4. Es mejor hacer varias sesiones de poca duración que una larga. Haciendo varias sesiones en días distintos surgen ideas nuevas y se corrigen errores según van pasando las sesiones.

En cualquier caso, estoy orgulloso del resultado, y espero seguir mejorando. Aquí os dejo algunas fotos, aunque en flickr tengo toda la sesión.

Azucena [1/17]

Azucena [5/17]

Azucena [8/17]

Azucena [11/17]

Azucena [13/17]

Azucena [15/17]

También te puede interesar

Dejar un comentario