De fotos por el embalse de Valmayor

Los que me aguantáis con más frecuencia sabréis que una de mis aficciones favoritas es la fotografía, y dentro de la fotografía, la disciplina que más me llama la atención es la fotografía nocturna. Pronto hará 3 años que me empecé a interesar por este estiloparece que fue ayer!) y podría decirse que mis avances del aprendizaje de la técnica no es que hayan sido muy apreciables, pero bueno, tampoco vamos a pedir peras al olmo. El tiempo libre da para lo que da, que no es tanto como me gustaría.

Bueno, al lío. Hace unas semanas mi chica y yo decidimos dar una vuelta nocturna por el embalse de Valmayor, que resulta ser el 2º embalse con más cantidad de agua de la Comunidad de Madrid. Había visto fotos del embalse pero nunca antes había estado, y eso que es relativamente turístico. El embalse tiene varios accesos, y como era de esperar, los principales estaban cerrados a la 1 de la mañana. En este tipo de salidas suelo llevar un plan B aprendido de casa (Viva Google Maps!) así que accedimos por un camino de tierra que nos dejó aparcar a unos 7 minutos andando del agua.

Normalmente cuando llego a la localización lo primero que hago es fotos con ISOs altos y tiempos cortos para encuadrar la cámara. Pues en una de estas pruebas de encuadre, salió esta foto que me encantó por el tono cálido que le da.

Fuego

Lección aprendida: a veces no hace falta preparar una foto para que sea preciosa. Vamos, que en 5 minutos ya podríamos habernos ido con una foto digna para recordar aquella noche. El caso es que la foto que tenía en mi cabeza como objetivo tenía que tener algo más de luz, que para eso había cargado con las linteras. Bueno sí, también para ver en la oscuridad. Tras varias pruebas de iluminación con la Mini Maglite y con la Led Lenser M7, salió esta foto.

Cielo ardiente bajo las estrellas

Y como no, la versión en vertical… que siempre nos gusta tener varias perspectivas del mismo sitio.

Manto de estrellas

La anécdota de la aventura fue a las 2 de la madrugada, cuando ya estábamos volviendo al coche y nos encontramos otro coche que se dirigía a nosotros sigilosamente por un camino de tierra. Al ver nuestro coche y a nosotros que también estábamos llegando… se pararon. Pensaba que se iban a acercar o algo… de hecho lo primero que pensé es que podrían ser de seguridad. Pero no, no eran de seguridad y se fueron sigilosamente dando marcha atrás. Nunca sabremos qué hacían por allí… pero estoy seguro de que ellos se quedaron con la misma duda que nosotros. Sospecho que lo que viene siendo la fotografía nocturna no era lo que iban a practicar. Sospecho.

You may also like

Leave a comment